De nuevo hemos de celebrar que la Fundación Española de la Tartamudez ha puesto fin a una situación anómala en cuanto al tratamiento de mofa y escarnio que se hacía de una persona con tartamudez en lo que pretendía ser una presentación teatral del Museo de Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias de Valencia.

En dicho museo y durante el fin de semana se venía representando de forma desafortunada a modo de guía para la visita del museo una escenificación de una condesa y su mayordomo que tartamudeaba, utilizando esta característica en una burda imitación para hacer reír a los niños que acudían a la primera planta de la instalación.

Además de la ya manida asociación de tartamudez con alguna profesión poco cualificada y personaje de bajo rango social, el hacer mofa de dicha característica no hace más que redundar en la habitual falta de sensibilidad hacía nuestro colectivo que tanto daño nos ha hecho en la etapa escolar, máxime cuando se le muestra como normal y libre de toda censura a modo de diversión a unos niños de corta edad cuya personalidad es aún dúctil y maleable.

Una vez denunciados los hechos por el presidente de la Fundación Española de la Tartamudez, Adolfo Sánchez, a la dirección del Museo hemos recibido las adecuadas disculpas y la promesa de la apertura de una investigación para terminar con cualquier guión que aluda a la tartamudez y sus consecuencias sin el consiguiente respecto que se merece.

0 Comentarios

Contesta

©2017 Fundación Española de la Tartamudez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account